Pensando la Libertad: Javier Benegas

Nuestro podcast #26 estuvo dedicado a la primera entrevista del ciclo «pensando la Libertad». La entrevista fue a Javier Benegas: fundador de Disidentia y autor de los libros «Vindicación» y «La ideología invisible». Posee una amplia trayectoria en el mundo de la imagen y de la comunicación pero además destaca como pensador para estos tiempos inciertos que vivimos. Sus reflexiones sobre la evolución de la sociedad occidental sirven como brújula para entender lo que nos está pasando en nuestras supuestas evolucionadísimas sociedades demoliberales en las que a día se ponen en duda valores esenciales como la libertad o la tolerancia.

Como ya sabéis Onditas Vienen es un grupo de amigos amantes de la libertad que sentimos pánico ante la incertidumbre que se vive en los tiempos actuales así que hemos unirnos y colaborar en una serie de iniciativas dirigidas siempre a reinvidicar esos valores que identificamos como lo mejor de nuestra sociedad así que la visita de Javier Benegas es todo un orgullo para nosotros. Procedo a resumir lo hablado, al final tenéis enlaces a youtube o ivoox para ver su totalidad.

Javier Benegas inició su lucha en el mundo del periodismo y de la comunicación aterrado por el presentismo que inundaba su profesión y de como la peor política invadía toda la sociedad corrompiendo su esencia.

Sus libros son fruto de su experiencia y su reflexión, hoy nos centramos en dos de ellos. Usando sus propias palabras «La ideología invisible» pone el centro del atención en lo que nos bombardea mientras que «Vindicación» está más centrado en nosotros mismos y nuestra propia responsabilidad. Ese bombardeo consiste en la corrección política que dirige a la sociedad de forma oscura. Puede desencadenar la cancelación de los que piensan diferente y lo que es peor esos dogmas que se impulsan se acaban convirtiendo en nueva legislación que a todos nos obliga.

La sociedad siempre tuvo corrección política; por ejemplo la época victoriana tenía sus costumbres pero se podían infligir de forma más o menos hipócrita pero la corrección actual es diferente. Si pensamos en el feminismo: en un principio era de igualdad pues aspiraba a la igualdad entre hombres y mujeres pero ahora es de diferencia. Se establecen categorías de personas a las que hay que suscribirse. Todos hemos de respetarlas y respetar ciertos privilegios a cada clase no se sabe muy bien por qué. Todo el que disienta debe ser señalado y evitado. La ideología invisible es extraña porque no está claramente definida y a veces se ceba incluso con los que la ha propuesto pero en todo caso nos sigue llevando a una dictadura que condena el libre pensamiento.

Es interesante el estudio de cuales han sido las causas de la aparición de esta ideología. La evolución de nuestra sociedad revela un adanismo que desprecia lo anterior por ser anticuado. Hemos perdido el respeto hacia los principios que permitieron construir la sociedad occidental. No hay que hacer caso a algunos liberales que tachan como conservador el mensaje anterior. El principio liberal de la tolerancia entre distintas formas de pensamiento y ética no evita tener que pensar que cualquier ser humano llega a un mundo preexistente y que debe aceptarlo porque el sentimiento antecede a la razón.

Dolores Diz apunta que Benegas junto a otros autores han descubierto que el gulag actual es mental. Las nuevas élites ya no transmiten ordenes que deben ser cumplidas por la población sino que lo que pretenden es alterar a la población para que esas órdenes se conviertan en los deseos de los individuos y se interesa por el caso español. Para el autor nuestros partidos creen que ganan más votos defendiendo las causas de los grupos más activos y beligerantes de la sociedad por lo que han quedado vacíos por dentro. Han renunciado a tener su propia ideología y nada bueno se ha de esperar de ellos, al menos en el caso de los tradicionales.

El individuo ha caído en la «adolescentización» (no confundir con infantilización pues un niño está tutelado por sus padres) porque desea tener derechos pero no sufrir la responsabilidad de ser un adulto. Todo lo que huela a responsabilidad el individuo actual la delega en el Estado para no tener que sentirse culpable de nada. Eso ha hecho que el individuo se haya venido abajo y la educación es un claro símbolo de ello. Las nuevas generaciones poseen una educación tan floja que nacen desconectadas de su herencia cultural. Pueden cometer errores gravísimos si no lo evitamos con soluciones alternativas que fomenten la cultura.

Benegas llama la atención sobre la innovación tecnológica que ha cambiado totalmente los hábitos de lectura y la forma de expresión usada por la población. El problema real es que estos medios son muy poco amigos de favorecer la reflexión debido a la gran cantidad de estímulos, su inmediatez y como se abrevian los mensajes. Esto podría estar afectando a la inteligencia.

Tampoco cree en los ciclos históricos. Cree que las sociedades no desaparecen sino que evolucionan. En el caso español al analizar las posibles analogías que existen entre 1917 y 2017 (movimientos de izquierda que piden cambios de estado, nacionalismos, problemas laborales y económicos intensos, …) no cree que el desenlace pueda ser parecido por la diferente media de edad. La España de 2017 está tremendamente envejecida en comparación a la de 1917 así que el recurso de la violencia no debería aparecer.

El principal problema a día de hoy para el entrevistado es la falta de conexión entre las personas, pues es más débil que nunca. Se han perdido marcos de entendimiento común. El ser humano ya no resuelve sus problemas hablando con otros individuos o incluso su familia. Hoy se recurre a la pantalla o peor aún a soluciones médicas, es la sociedad terapeútica.

Es increíble la falta de interacción social que se da hoy como normal en la población. Aparecen serios problemas de integración social en individuos que viven con muchas comodidades pero totalmente desconectados de la realidad. Ucrania ha sido un poderoso despertador para esta anestesia global del ser humano occidental.

El cuestionario de visitas fue resuelto de la siguiente manera:

¿Qué no te hemos preguntado y deberíamos haber preguntado? Lo que nos ha llevado a esta situación es la «vía sueca», esa tercera vía que se propuso entre el capitalismo y el socialismo. Considera que la economia debe ser de mercado libre pero el estado debe asumir el resto de decisiones invadiendo todas las áreas de la sociedad. Los tecnócratas acaban invadiendo todo tipo de áreas privadas del ser humano. Por ejemplo, condicionando la demanda de productos por parte de la población (capitalismo moralista). Curiosamente Benegas no cree que China tenga un modelo especial sino que su bonanza económica se debe al espíritu emprendedor chino que se sobrepone al lastre del comunismo.

¿Qué te motivó para llegar hasta aquí? Benegas vivió un cambio de sector entre la publicidad y el periodismo. La causa fue darse cuenta de la degradación que vivía España por una política que lo invadía todo con la connivencia de los empresarios.

¿Libros y música para jóvenes? «Pericles el ateniense» (Rex Warner) una biografía amena del político ateniense y sobre música agradece al cine el hecho de salvar la música clásica en la actualidad así que a buscar buenas bandas sonoras con base clásica. Como no dio ningún ejemplo de una banda sonora de ese estilo pues les pongo yo uno: «Excalibur» porque Wagner y el Carmina Burana sin duda que son una buena banda sonora para inspirar lo mejor del ser humano (también lo peor, pero para eso vean la película y recuerden que todo es una fantasia sobre los sentimientos del ser humano).